5 aspectos de tu programación que pueden marcar la diferencia

Ene 2, 2022 | Blog

Hace unas semanas publiqué un post sobre 6 errores que no puedes cometer en la defensa de tu programación. Esta vez me centro en 5 cosas que pueden marcar la diferencia de este documento. Todo lo que cuento lo hago en base a la normativa y currículum que conozco, que es la de Catalunya, así que, si algo no te cuadra, no dudes en contrastarlo. 

  1. Que sea de elaboración propia 

La tienes, has conseguido una programación, además es de una compi que aprobó en la última convocatoria, con muy buena nota y un diseño superchulo… Se la has pedido para echar un ojo y hacer la tuya, pero tienes tan poco tiempo y esta está tan bien hecha… Decides pedírsela para presentarte con ella estudiándola a tope. ¡ERROR! 

Por muy buena que sea, y por mucho que te identifiques, nunca podrás defender igual una programación de otra persona que una que has parido tú. Así que mira esa programación, inspírate, coge ideas, copia si quieres las partes más curriculares del principio, pero haz la tuya desde 0. 

  1. Que se vea que se puede poner en práctica: Realista 

No te flipes, vivimos donde vivimos y tenemos el sistema educativo y las ratios que tenemos. Elabora una programación chula, manipulativa, competencial, única, pero… Realista. 

Si tu cole (o tu cabeza) destacan por alguna cosa del estilo: siempre hay 2 profes en el aula, o hacéis muchas salidas, o trabajáis por ambientes, hay un IPad para cada persona, etc… Ve preparada para responder alguna pregunta organizativa, o de presupuesto, etc. Te las harán para ver si estás metiendo todo lo que puedes sin sentido o si puedes defender lo que hay escrito. 

  1. Que se centre en competencias y no en contenidos. 

Tenemos (en Catalunya) un currículum muy competencial, no la cagues haciendo una programación basada en contenidos. Es importante que el tribunal vea que, con tus unidades didácticas, tu alumnado no solo aprende cosas, sino que aprende a HACER cosas.  

Refléjalo en tus objetivos, pero luego las actividades y evaluación deben concordar con lo que pones, tener coherencia, que lo atamos con el siguiente punto. 

  1. COHERENCIA: No la llenes de contenido “vacío” 

La programación tiene una primera y una segunda parte. La primera más teórica, donde cuentas cómo lo haces, organización, metodología, pones un poco en qué línea vas, y una segunda donde plasmas tus unidades didácticas. 

Una cosa que mira el tribunal es que las dos partes tengan sentido. No puedes hablar de poner al alumnado en el centro, la importancia de aprender haciendo, etc. y luego poner libro de texto. Así que, aunque todas nos venimos arriba en la primera parte, preocúpate de que tenga coherencia con la segunda. 

  1. Cúrrate los anexos, con una ventana a tu clase 

Los anexos, los, en alguna ocasión, grandes olvidados. Algo que siempre decimos es que el tribunal son compañeras tuyas, que esa persona en unos años, podrías ser tú. Los anexos no tienen nota como tal, pero pueden ayudar mucho a dar realismo a una programación.  

Los anexos son el free style de la programación, el momento márketing para que puedan imaginarse in situ, eso que explicas en tablas horizontales. Pon imágenes significativas, fotos de algún material, un ejemplo de rúbrica competencial, un resumen de herramientas utilizadas en tu programación… Cualquier cosa que ayude a que el tribunal pueda imaginarte en clase, en acción. 

Espero que estos consejos te hayan ayudado seas de la comunidad autónoma que seas. Si eres de Catalunya, ¡aprovecha que tenemos las inscripciones abiertas para el curso de programación

Si eres de otra comunidad autónoma y quieres más consejos, te invito a echar un vistazo a las opopíldoras y al curso para defender tu programación “Like a boss” 

Un abrazo y ¡Mucha mierda! 

Carlota Profes en Apuros

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!:

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *